PEQUEÑOS COCINEROS… ¿OS ATREVÉIS CON ESTE TALLER? 

 

membrillos rama granja el palomar pEste otoño sorprendemos a los coles que nos visitan con un TALLER DE DULCE DE MEMBRILLO…  Mmmmm… qué rico!!

Siguiendo la receta tradicional de la abuela y con nuestros membrillos madurados al sol, azúcar y zumo de limón, enseñamos a los niños los secretos de un delicioso dulce de membrillo casero. Los educadores de la Granja Escuela explican a los peques cómo se conservaban antiguamente los alimentos y se elaboraban compotas, mermeladas y dulces caseros con las frutas de otoño. Mientras siguen la receta paso a paso, narran historias de la vida en el campo y les muestran los árboles del membrillo, cargados de fruta madura y les invitan a probar su textura áspera y ácida, pero llena de sabor.

Porque queremos que las tradiciones de nuestra tierra sigan vivas y los niños experimenten cómo era la vida rural en tiempo de sus mayores. Una experiencia que no olvidarán!

 

NUESTRA RECETA SECRETA…

¿Quieres hacerlo en casa?  Te dejamos nuestra receta secreta… para preparar en familia. Un plan divertido para las tardes de otoño!!

Actividades otoño 3 (geep)Ingredientes:

  • 1/2 kg de membrillos maduros.
  • 1/2 kg de azúcar
  • 1 manzana (opcional)
  • El zumo de 2 limones

 

Elaboración dulce membrillo casero Granja Escuela El Palomar pComenzaremos limpiando con un paño la piel de los membrillos, para quitarles la pelusilla característica. Seguidamente se lavan bien y los cortamos en cuartos con un buen cuchillo (esto debe hacerlo un adulto porque el membrillo es una fruta de consistencia dura) y les quitamos la parte central. Generalmente no es necesario pelarlos.  Repetimos la operación con la manzana, si se desea añadir. Picamos las frutas en trozos pequeños para que cuezan más rápido. Pesamos medio kilo de fruta y la ponemos en una olla a cocer durante unos 30m a fuego medio (o el tiempo necesario hasta que la fruta esté muy blanda, casi deshecha). Lo trituramos bien con una batidora de mano, añadimos el azúcar y el zumo de limón y ponemos a cocer todo de nuevo, manteniendo el hervor  y removiendo constantemente para evitar que se pegue. Cuando ya ha espesado lo suficiente y ha adquirido un color dorado, ya está listo. Lo volcamos en un recipiente, alisamos el dulce con una espátula o cuchara de madera y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente antes de consumir.

¡Qué lo disfrutéis!

Es un postre delicioso, que podéis acompañar con queso tierno, semicurado o fresco.

¡Os esperamos en la Granja El Palomar con nuevos talleres educativos!