Nuestra Senda Ecológica discurre por un maravilloso bosque de encinas, enebros y retamas, entre arroyos y cuevas, donde moran zorros, jabalíes, aves rapaces, conejos…

Las diferentes rutas atraviesan nuestro encinar, de una extensión de 350 hectáreas, que se encuentra enclavado en el valle del bajo Alberche, una zona de pendientes muy suaves, en el suroeste de la Comunidad de Madrid, término municipal de Chapinería.

La Senda está ubicada en plena zona ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) debido a la presencia de aves tan significativas como el Buitre Negro o el Águila Imperial Ibérica, ambas catalogadas como “Especies Protegidas”.

Durante el recorrido descubrimos el bosque mediterráneo, que todavía se conserva en estado salvaje: la huella del jabalí, el nido de águila imperial, el vuelo del buitre, la robusta encina, las madrigueras…

Además, podremos admirar lobos, ciervos, gamos, muflones, jabalís y otros magníficos ejemplares de la fauna autóctona, que viven en semi-libertad en grandes cercados del bosque. Algunos de estos animales proceden de nuestro Centro de Recuperación; han estado en la Granja Escuela hasta convertirse en adultos y cuando necesitan más espacio para poder correr y trepar les trasladamos a nuestro encinar donde viven en su hábitat natural y pueden observarse mientras recorremos la senda ecológica.

La Senda es de gran belleza y puede recorrerse tanto a pie como con bicicleta de montaña en cualquier estación del año. En otoño pueden apreciarse los cambios cromáticos del bosque y las distintas setas que aparecen con las primeras lluvias. Los días soleados de invierno el encinar está especialmente tranquilo y pueden observarse con más facilidad las huellas de animales y algunos ejemplares de la fauna autóctona; el hielo y las raras nieves aportan gran belleza al entorno. En primavera la naturaleza despierta, comienza la floración y el bosque se llena de color. Y las tardes de verano son ideales para realizar senderismo y hacer rutas en bicicleta en plena naturaleza.

Objetivos educativos de la Senda Ecológica:

  • Conocimiento del ecosistema “El Encinar”
  • La fauna del encinar. Características de las distintas especies animales: rapaces, mamíferos, insectos… y la función que desempeñan.
  • La flora del encinar: árboles , plantas y arbustos. Especies protegidas (enebro, acebo, peonía, etc.)
  • Utilidad y beneficios que reportan algunas plantas.
  • Protección de las especies y animales en peligro de extinción.
  • Puntos naturales de observación: cueva del oso, refugio del cazador…
  • Observación de la naturaleza y de las distintas formaciones geológicas en las distintas estaciones de año.
  • Fomento del respeto a la naturaleza, a la fauna y flora autóctonas.
Finalizaremos nuestro recorrido con una reflexión sobre cómo la acción del hombre puede llegar a dañar el ecosistema: contaminación, talas, caza, furtivos, entre otras amenazas.  Con ello pretendemos que los niños extraigan una conclusión medioambiental:  todavía estamos a tiempo de proteger las especies y conservar el encinar. Es tarea de todos, también de los más pequeños, contribuir a conseguirlo, con gestos sencillos como no tirar papeles en la naturaleza, no arrancar la flora autóctona, etc.